¿Quién da qué? Continuación de los 12 pasos para tejer la red de nuestros stakeholders

IMG_7236Antes de que empezáramos a sentirnos orgullosos con nuestra gran obra de stakeholders, en clase nos enseñaron un nivel mayor de complejidad, para hacer más interesante el asunto. Para poder generar acciones concretas con los stakeholders, hace falta entender cuál es el intercambio mutuo de valor que tienen con la organización ya que los agentes externos son fundamentales para nuestro proceso de innovación.

En pocas palabras, teníamos que entender qué le da el IRTA a cada uno de ellos, y qué recibe de cada uno de ellos con un doble propósito: identificar cuáles eran los que más debíamos tener en cuenta en el planteamiento de nuestra solución; y visualizar oportunidades de nuevas relaciones que no se estuvieran aprovechando actualmente.

Algo tan estructurado como esto, solo podía hacerse sencillo y digerible si se trataba como muchas metodologías en design thinking: dibujando y jugando. Por eso sacamos nuestras habilidades escondidas para el dibujo y empezamos a construir los íconos que le darían forma a nuestro mapa mental; una vez más, sin saber muy bien cómo iba a resultar.

Al empezar a ubicar los íconos a lo largo de las líneas fue muy interesante ver la multiplicidad de intercambios que se podían dar cuando el valor se entiende más allá de lo  económico. Si bien, unos stakeholders reciben o aportan dinero a la organización (y por eso pueden parecer más importantes), hay muchos valores intangibles como el reconocimiento, la visibilidad, los datos,  la información o el talento, que si se gestionan efectivamente son los que permiten que la organización crezca.

En función del intercambio de valor, estos fueron nuestros hallazgos:

  • Con el propósito de construir reputación, hay unos stakeholders que son medio, y otros stakeholders que son fin. Es decir, aunque los tendremos en cuenta a todos para la solución, hay unos que son protagonistas y que tomarán la mayor parte de nuestro análisis, en la medida en que cumplen con dos características: reciben o dan visibilidad y reconocimiento, y las acciones que se puedan hacer  con ellos le competen directamente a las áreas de Transferencia tecnológica y Comunicación.

 

  •  El consumidor final ha ido abriéndose camino en la solución y aunque sabemos que seguramente no será el foco principal, el hecho de tenerlo en cuenta, hace que se mantenga la intención de acercar la organización a la sociedad.

 

  • Entendimos que tendríamos que ser muy estratégicos a la hora de decidir a quién del equipo involucraríamos durante las diferentes etapas del proceso, ya que, tenemos muchos contactos dispuestos a hacer parte del proceso, y esperando nuestra guía para aportar desde lo que mejor saben hacer.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s